Home / Noticias / El voto extranjero, “un engaño a escala industrial”. Porta (Pd) a ItaliaChiamaItalia: “Anomalías en los votos de USEI”

El voto extranjero, “un engaño a escala industrial”. Porta (Pd) a ItaliaChiamaItalia: “Anomalías en los votos de USEI”

Fabio Porta, diputado del Pd quien en las elecciones Políticas 2018 fue candidato al Senado por América del Sur pero no pudo ingresar al Parlamento, denuncia anomalías respecto a los votos recolectados por la USEI en algunos sellos de Buenos Aires: “De una media de 20% al 80%, de 100-150 votos en algunas secciones, llegamos a 600, 700, 800 votos”. Mientras tanto, el voto en el exterior está cada vez más en riesgo: “Debe estar asegurado, de lo contrario lo eliminaremos”

Ricky Filosa

Votar en el exterior, “un engaño a escala industrial”.  Palabras pronunciadas por Fabio Porta, alguien que el mecanismo electoral con el que los italianos votan en el mundo lo conoce muy bien.

Diputado Pd, en las Políticas 2018 fue candidato al Senado por la repartición América meridional, pero esta vez no logró ganar el escaño en el Parlamento. Lástima, Porta -como sea que pienses- es alguien valioso.

¿Por qué el Honorable habla de un “embrollo” colosal cuando se refiere al voto de nuestros compatriotas que residen en el extranjero? Vamos paso a paso.

Hace unos días, el diputado anunció que había presentado un recurso, como Pd, ante el Tribunal de Apelaciones. Según él, parecerían ser “anomalías objetivas” en varios sellos pertenecientes al distrito consular de Buenos Aires, Argentina.

En el comunicado de prensa emitido el otro día, Porta no lo dice, pero en conversaciones con ItaliaChiamaItalia reveló: “Los datos anómalos encontrados conciernen a los votos de la USEI, la Unión Sudamericana de los Emigrantes Italianos fundada y presidida por Eugenio Sangregorio, un emprendedor de origen calabrés que vive y trabaja en Buenos Aires, pero en los próximos años estará a menudo en Roma, dado que ha sido elegido diputado en esta elección, después de haber sido candidato en cada elección desde 2006 hasta hoy.

La USEI en América del Sur conquista también el Senado, habiendo elegido Alessandro El Cairo. Y eso también hace torcer la nariz. Según lo relatado por fuentes argentinas a ItaliaChiamaItalia, realmente, Cario habría hecho una campaña electoral con agua de rosas. Así pues, como algunos piensan ahora, todos aquellos votos no se explican. No solo eso: Cario no es argentino, sino uruguayo. De hecho, es el primer extranjero uruguayo electo en la historia de la República. En Argentina, realmente lo conocen muy pocos. De nuevo, la pregunta: ¿De dónde sacan todos los votos que obtuvo?

La situación es realmente delicada, bastante enredada. Es por eso por lo que contactamos al Hon. Porta en persona, para profundizar aún más. Y él en ItaliaChiamaItalia habló sobre los números que deberían hacer pensar a alguien.

¿Honorable Porta, por qué dice que las “anomalías” encontradas se refieren a los votos de la USEI? ¿Sobre que datos se basa para hacer esta afirmación?

Durante el escrutinio del voto exterior en Castelnuovo di Porto pude ver con mis propios ojos cómo en diferentes secciones los votos de la USEI pasaron de un promedio fisiológico de 20% hasta 80%, o un promedio de 100-150 votos en algunas secciones – visto por mí, otros me han informado – llegamos a 600, 700, 800 votos.

¿Y entonces?

Bueno, obviamente esto es muy extraño. De ahí el recurso, que no llega a ninguna conclusión, pero indica al Tribunal de Apelación la existencia de algunas anomalías que deben verificarse.

¿Por qué se define esa diferencia de votos como una “anomalía”? Quizás la USEI en algunas áreas de Buenos Aires ha funcionado muy bien y ha reunido apoyo, no?

Esos números muestran, sin embargo, que algo no está bien, que algo no se hizo de acuerdo con la lógica normal del voto.

Explíquese mejor, por favor.

Bueno, basta con ver los datos. Incluso el resultado general de la USEI es igualmente anormal, ya que pasan de 45 mil votos en 2013 – de los cuales casi 25 mil son provenientes de Brasil gracias a las candidaturas de Edoardo Pollastri y Renata Bueno, y por lo tanto descontando la de los brasileños, en Argentina obtuvieron 20 mil – a 65 mil hoy, 60 mil solo en Argentina y el resto prácticamente todo en Brasil, si quitamos algunos votos en Uruguay.

Esto también me parece una cifra anormal, es una situación inversa a lo que sucedió con Juan Esteban Caselli (ex Senador PdL, ndr), de 60 mil a 6 mil votos. En esa ocasión teníamos pruebas de sus votos inexistentes

¿En cuántos sellos, de acuerdo con la información en su poder, se registraría esta diferencia “anormal” en los votos?

En al menos una docena de sellos, entre los que pude seguir directamente y los que me han sido informados. Obviamente, estos son los que hemos identificado, pero imagino que la Corte de Apelaciones querrá verificar, al menos, todos los escaños de Buenos Aires, si no toda la Argentina.

En su opinión, ¿qué podría haber pasado?

No creo que la anomalía haya cobrado vida en el consulado. Después de las quejas del pasado, el ministerio y los diplomáticos son cada vez más estrictos en sus procedimientos.

¿Dónde estaría el truco, si lo hay?

Para entender qué sucedió, iría a verificar la trazabilidad del voto a través de las bases de datos, o si los votantes de esas secciones realmente recibieron el pliego electoral y, por lo tanto, expresaron su voto. Porque si se verificara -y técnicamente parece que es posible, con el código de barras y el historial de envío de sobres- que algunos votantes no recibieron el sobre, pero su voto está registrado en una de esas secciones, esto demostraría que el pliego no ha llegado y que probablemente alguien ha votado en lugar del elector.

¿Cómo pudo haber sucedido?

Tal vez deberíamos ir y verificar en esa zona gris donde el consulado no llega, que es cuando los pliegos están dentro de las oficinas postales. En ese momento, cualquier cosa puede suceder, porque no tenemos los carabinieri, no tenemos funcionarios del consulado, con decenas de miles de pliegos electorales quedándose en las oficinas postales varios días. ¿Quién me garantiza que en esos días nadie ha ingresado a esas oficinas para votar en lugar del ciudadano?

En ese punto, todo lo que se ve en “le Iene” o en “Striscia la Notizia” sobre el voto en el extranjero es poco comparado con lo que sucedió. La sospecha en 2008 fue incluso que se habían llevado a cabo actos ilegales dentro del consulado, sobre esos hechos investigó el poder judicial, pero desafortunadamente ese proceso nunca se ha terminado.

¿Ahora, cuáles son tus intenciones?

Cuando hay tales números, el mínimo es pedir una verificación. Dado que el escrutinio aún no se ha cerrado formalmente, el Tribunal de Apelaciones aún no se ha pronunciado, por ahora no digamos más y aguardemos la decisión.

¿Y entonces?

Veremos, sabiendo la decisión final, si continuar de otras maneras.

¿Qué decisiones podría tomar la Corte?

Reitero que por el momento no hay investigación, solo un informe al Tribunal de Apelaciones, que puede decidir que todo es regular, puede decidir la anulación del voto en una división o en el electorado extranjero completo, u otras medidas, quizás simples observaciones u objeciones Por eso digo que solo tenemos que esperar la decisión final del Tribunal. Dependiendo de lo que decida, no excluyo que deba seguir el camino de la denuncia penal. Y no olvidemos que habrá una junta para las elecciones de la Cámara y el Senado, que tiene la última palabra para validar las elecciones de diputados y senadores.

¿Por qué está haciendo todo esto?

En el contexto de un voto en el exterior cada vez más en riesgo, creo que es apropiado poner de manifiesto las diversas anomalías con el objetivo de identificar medidas correctivas que aseguren el voto de nuestros compatriotas. Esto se convierte cada vez más en una obligación moral para nosotros que tratamos con los italianos en el mundo.

¿No hacen la batalla como Pd por una banca extra?

No, en absoluto. Lo hacemos para informar un hecho que creemos que debe ser verificado. Entonces, claramente, todo esto también debería llevarnos a identificar medidas correctivas para garantizar el voto extranjero de una vez por todas.

Desde 2006, cuando se implementó el voto de los italianos en el mundo, las quejas siempre han estado ahí. Siempre termina con tarallucci y vino. ¿Por qué debería ser esta vez diferente?

Es cierto, la actitud instintiva sería decir “está bien, cosas como esa siempre han sucedido, nada ha cambiado”. La situación política en general ha cambiado. Ya no es la primera vez, ni siquiera la segunda vez, cuando alguien podría decir “estamos probando” el sistema. Ahora hemos votado cuatro veces, sin contar los referendos. La opinión pública está mucho más sensibilizada por los artículos periodísticos, por los servicios de televisión. En general, existe una actitud de descrédito con respecto al voto en el exterior.

¿Existe el riesgo de que acaben con todo?

En mi opinión, si no se interviene se arriesga. También porque los partidos como M5S y Liga Norte, que definimos ganadores de estas elecciones, nunca han ocultado sus dudas sobre el voto exterior y sobre este sistema de elección. Deberíamos intervenir si queremos defender el voto en el exterior, de lo contrario el riesgo es que alguien llegue y diga que no hay correcciones posibles y que el voto en el exterior debería ser abolido. No creo que podamos continuar así por mucho tiempo, hemos visto que los episodios se multiplican en lugar de disminuir. Si además del costo para el Estado de la votación en el extranjero también existe un embrollo a escala industrial, sería bueno hacer algo y hacerlo pronto, lo digo en interés de los italianos en el exterior.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*